Gestión de redes sociales: mucho más que publicar imágenes bonitas

A pesar de que las redes sociales existen desde hace un par de décadas, a veces nos da la sensación de que han estado aquí desde siempre. ¿Y quién podría culparnos? La vida digital ha pasado a convertirse en una extensión de la realidad, y en ella las redes son parte del día a día de la mayoría de nosotros, aunque no nos guste admitirlo.

La evolución, como siempre, hace de las suyas, y lo que empezó como una manera de conectar con amigos, terminó por ser una de las mejores herramientas de marketing para una marca. Por eso la gestión de redes sociales es tan importante dentro de cualquier plan de empresa, porque bien hecha se puede convertir en un puente hacia sus objetivos.

Lo que NO es la gestión de las redes sociales

Todos y todas sabemos subir una historia o una publicación a cualquier red social. Pero eso –pese a lo que se pueda pensar– no es suficiente para implementar una estrategia que dé resultados. Son muchas las veces en las que se infravaloran y no se usan de forma apropiada. Es una lástima porque se pierden muchas oportunidades y se desperdicia todo su potencial. 

Y ocurre más de lo que nos gustaría. Una pyme o autónomo se da de alta en un par de sitios porque ha leído que era buena idea, pero va sin ninguna estrategia detrás. Le pide a su sobrino que está en la ESO que los gestione y publique algún post al mes, le paga 30 € para ir al cine y se sienta a esperar que lluevan ventas. Vaya tela.

Trabajar tu presencia en redes requiere trabajo, dedicación y tiempo, así que no deberías dejarlo en manos de cualquiera que sepa subir una imagen. Antes de empezar deberías pensar en lo que necesitas transmitir y en lo que los usuarios esperan de todo ello.

Lo que buscan las personas

 

Gestión de redes sociales. Qué buscan las personas

Está claro que tu objetivo es alcanzar a todo aquel que podría comprarte o que ya te compra, hacer que interactúe contigo y forme parte de tu comunidad. Pero para lograr eso tienes que darle lo que quiere, y en estas plataformas eso se resume en tres aspectos:

Entretenimiento: no tenemos ni que decirlo. Es la primera razón para presionar el icono en la pantalla del móvil o abrir la web en el ordenador, y lo que nos puede hacer pasar horas y horas haciendo scroll sin ni siquiera darnos cuenta. Si ofreces contenido divertido, dinámico y que entretenga, tienes parte del terreno labrado.
Inspiración: las redes, para bien o para mal, son una ventanita que nos lleva a querer cosas. La cantante de moda, el emprendedor que empezó de cero, el grupo de voluntarios que hace una labor social. Todos queremos algo que nos inspire, y trabajar para darlo debería estar dentro de cualquier estrategia de social media.
Información: todo el mundo quiere enterarse de algo nuevo cuando se da una vuelta por las redes. Qué ha pasado con aquel jugador, cómo pueden arreglar el problema con su móvil o por qué el clima se ha puesto tan raro en los últimos días. Si te siguen, querrán aprender de tu sector, por lo que darles información de valor al respecto, te hará ganar puntos.

Lo que buscas tú

Ahora llega tu turno, y para que tengas objetivos realistas debes conocer las tres grandes posibilidades que te dan las RRSS para tu negocio:

Dar a conocer tu marca: las redes sociales suelen ser un gran escaparate para presentar un nuevo proyecto o empresa y hacer que tus futuros clientes conozcan tu marca desde cero. 
Llegar a más personas: cuando ya tienes un negocio en marcha, las redes pueden ser un gran aliado para alcanzar a un público mucho más amplio que ese al que llegabas con los medios tradicionales.
Fidelizar: es siempre el objetivo final con cualquier cliente, y puedes valerte de tu presencia digital para estrechar la relación con él, reforzar el vínculo con tu marca y ganarte un lugar en su mente.

Para una gestión de redes sociales de éxito tienes que encontrar un punto de equilibrio entre tus metas y las expectativas de los usuarios. De lo contrario estarás interesando sin sentido o buscando resultados que no llegarán.

Una red para cada cosa

Con una oferta tan amplia, es probable que te abrumes al intentar hacerte un hueco dentro de las redes sociales. Te entendemos. La cosa no hace más que crecer y cuando te descuidas un momento ya hay una nueva que se ha hecho tendencia y ha batido récords sin que apenas nos enteremos. Pero no tienes que ir persiguiendo modas, sino apuntar a lo que necesitas y estar donde están las personas que te interesan.

Para que no te hagas un lío te vamos a contar cuáles son las principales, así como el público habitual de cada una, para que tu gestión de redes se ajuste a tus objetivos. 

Facebook

Pasa el tiempo y no existe poder humano que le destrone. Facebook sigue siendo el rey de las redes sociales y no hay estrategia completa que no lo incluya. Por su volumen de usuarios alberga personas de todas las edades, aunque el rango más activo va de 20 a 35 años. 

El lenguaje es informal y el contenido dinámico, para poder captar la atención de las personas entre tantas publicaciones. Vídeos, infografías, ventas directas. Las posibilidades que ofrece son muy amplias y sin duda tienes que intentar hacerte un hueco ahí.

Instagram

Esta red ha venido creciendo y cogiendo fuerza en los últimos años, y cada vez más personas la convierten en su favorita. Aquí todo es muy visual y el postureo está a la orden del día, así que no te sorprenderá que el público más activo esté por los 25 años de edad. Si tu negocio apunta a un target adulto joven o vendes un producto físico que puedes fotografiar, no dejes de sacarle el jugo a Instagram.

Twitter

Por ahí dicen que es la red de los quejicas, y algo de cierto hay en eso. Se suele utilizar para hacer críticas y mostrar descontento, desde el más joven hasta el mayor, aunque predominan personas de 35 a 49 años. El lenguaje es un poco más formal que en Facebook y los 280 caracteres lo limitan a mensajes concretos y contundentes. Puede ser un canal perfecto para la atención al cliente, y si prestas atención también te enterarás de las necesidades que no se están cubriendo, o de lo que les molesta a los usuarios de otras marcas. 

LinkedIn

Es la red profesional por excelencia. Si te diriges a profesionales, necesitas tener presencia aquí. El lenguaje y los contenidos son formales y es un espacio perfecto para que ofrezcas información de valor que te ayude a mostrar conocimiento sobre un área específica. Al igual que Facebook, el rango etario que domina es de 24 a 35, pero en este caso lo hace por goleada, representando más de la mitad de los usuarios.

Pinterest

Se trata de una red con mucho menor alcance, pero con un público muy bien definido: mujeres jóvenes por debajo de los 34 años de edad. A pesar de que Pinterest no suele verse como un medio en el que desarrollar contenidos ni generar interacción, sí que puedes utilizarlo para atraer tráfico al resto de tus sitios. Al igual que con Instagram, aquí prima el lado visual y creativo, así que tendrás vía libre para trabajar la parte más ingeniosa de tu estrategia.

Infografía gestion de redes sociales

Contenido: el rey de la gestión de redes sociales

 

Aun con todas las posibilidades y los distintos formatos de cada red social, la estrategia de comunicación, el diseño o el tiempo invertido, sigue habiendo algo que está por encima de todo: el contenido. Por algo hay agencias que se dedican en exclusiva a ello. Y es que por más que lo adornes o le des vueltas, lo más importante es lo que tienes que decir, mucho más que el medio por el que decidas hacerlo.

El contenido, más que cualquier otro elemento, es lo que hará que las personas conecten y se identifiquen con tu marca. En otras palabras, el contenido crea comunidades, pero para lograrlo hace falta algo que se dice fácil y se hace difícil: ser diferente.

    Diferenciarse o morir

    En un entorno donde casi todo está inventado y las novedades duran solo horas o días, la única forma de hacerte un hueco es haciendo las cosas diferentes. Está claro que esto cuesta más ponerlo en práctica que escribirlo, pero siempre es posible darle una vuelta a las cosas.

    A nosotras nos gusta hacer sesiones de brainstorming para ir sacando nuevas ideas, y es sorprendente la cantidad de propuestas que van surgiendo cuando nos preguntamos “¿y qué tal si…?” 

    Decir la típica frase de “haz contenido diferente” abarca un universo entero, pero te daremos un ejemplo concreto que nos parece chulo e ingenioso. Se trata del famoso rosco de Pasapalabras.

    Este programa que lleva de cabeza a media España, tiene un formato muy característico y ha terminado por colarse también en el terreno digital. Un juego con definiciones y una letra como pista que invita a los seguidores a dar sus respuestas. Con lo que nos gusta verlo en la tele, ¿quién se resiste al verlo mientras hace scroll?

    Tomar prestada una idea de otro sector, otro formato u otra dinámica y adaptarla a tu nicho puede dar resultados sorprendentes y sí, diferentes. Esta es solo un ejemplo de cómo se le da una vuelta de tuerca y termina con una propuesta distinta y llamativa

    Mucho más que gestionar

    En Redactoras Digitales sabemos lo importante que es la gestión de redes sociales para hacer crecer o afianzar cualquier negocio. Por eso, cuando decidimos incluirla dentro de nuestra oferta lo hicimos de buenas a primeras, sino que investigamos a fondo para ofrecer un servicio completo. Después de un tiempo, llegamos a estos cuatro pilares, que creemos que son claves y por eso forma parte de nuestro trabajo.

    Información

    Una casa se construye a partir de unos buenos cimientos, y en el caso de la gestión de redes, la base es la información. Esto pasa por analizar el mercado, definir el target, poner metas y establecer los parámetros para evaluar su evolución. Comenzar sin esto sería como andar a ciegas, y con lo claras que nos gustan las cosas, aquí no lo podíamos hacer así.

    Plan de acción

    Sabiendo lo que busca nuestro cliente, a quién apunta y cuál es su competencia, elaboramos un plan con todas las directrices a seguir y lo ponemos en marcha. Echamos manos de listas y calendarios editoriales, y nos apoyamos en herramientas de gestión para programar las publicaciones y automatizar parte del proceso.

      Interacción

      Muchas personas piensan que en esto se resume la gestión en las redes sociales: dar likes y responder a los comentarios. Pero como cualquier otra cosa, hasta esto tiene sus truquillos, y uno de los básicos es cuidar que la personalidad de la marca se vea reflejada en cada una de las palabras que utiliza. 

        Diseño

        No nos olvidamos de lo visual, algo importantísimo en un universo como el del social media. Aunque lo nuestro son las palabras, en el equipo también tenemos diseñadoras increíbles que se encargan de complementar con imágenes el poder que estas tienen. Cuidamos el fondo, cuidamos las formas.

          Copywriting

          Es el broche de oro de cualquier buen contenido. Con el copywriting o escritura persuasiva le damos la vuelta a esos textos que de otra forma serían planos y sin emoción, para convertirlos en algo que lleva a la acción. Es nuestro fuerte, es lo que hemos hecho siempre y es la guinda del pastel de una presencia exitosa en redes.

           

          Como te habrás dado cuenta, y como ya veníamos anunciando desde el título, la gestión de redes sociales es más que solo publicar. Detrás debe haber una finalidad,  un proceso y mucha estrategia e investigación. Pero también hay algo claro: tiene resultados asombrosos cuando está hecha con mimo, calidad y cuidado, como nos gusta hacerla aquí.